Cursos de maderoterapia online e intensivos presenciales

Esta terapia de maderoterapia es cada vez más solicitada y está más de moda, en un curso de maderoterapia online o presencial se enseña a utilizar los instrumentos de madera, por ello se deba saber ya de antemano anatomía, con este tipo de requisitos con esta garantía de conocimientos previos se tiene como objetivo transmitir un concepto y principios básicos sobre  anatomía,  principalmente  en relación a las estructuras musculares.

RESERVA PLAZA YA: +34 986652718 ó +36 619847798 (WhatsApp o Telegram)

También será abordado sobre las maniobras de masaje con los elementos propios de la maderoterapia, como son debidamente aplicadas, y algunas de las técnicas de maderoterapia y las más conocidas de la masaje occidental.

Es fundamental que los profesionales que realizan la masaje conozcan sobre la anatomía y la fisiología del cuerpo humano, así como entiendan la relación entre la estructura y la función de los tejidos tratados, y aún deben saber diagnosticar con exactitud el problema para así obtener los resultados esperados.

Aprende a usar las herramientas de madera con el curso de maderoterapia profesional médico – estética en Vigo, Coruña, Santiago y Pontevedra

El éxito en dominar las informaciones contenidas en esta unidad depende de tú, académico. Por eso, profundizar sus conocimientos a través de libros y artículos es crucial, ya que este cuaderno de estudios es un cimiento para la comprensión y el uso correcto de las técnicas.

Antes de iniciar una masaje es fundamental conocer la estructura del cuerpo humano. La aplicación de la masaje requiere nociones básicas de anatomía y fisiología, así como conceptos de variación de presión aplicada sobre la piel, posicionamiento y dirección de deslizamiento, región de estímulo y ritmo, como venimos en la unidad anterior.

Para un profesional terapeuta, los huesos son el camino natural para localizar los músculos y los tejidos blandos. El sistema esquelético aporta resistencia y estabilidad al organismo y es una estructura de apoyo para que los músculos tengan movimiento.

Las articulaciones se encuentran entre dos o más huesos y son ellas que permiten  mantener  el  esqueleto  unido  y también    poseen  la capacidad    de soportar el peso (FRITZ, 2002).

El movimiento de las articulaciones solo es posible debido a un lubrificante liberado de la membrana sinovial, llamado de fluido sinovial.  ES    por esa  razón  que  personas  ancianas  y/o sedentarias    buscan  la masaje como forma de auxilio, pues el masaje y la maderoterapia estimula la producción de ese fluido (KAVANAGH, 2006).

Los  músculos  son  responsables  por la postura    y por  el  movimiento,  pues están conectados a los huesos y dispuestos alrededor de las articulaciones. En otras palabras, los músculos están conectados a los huesos por un tejido conjuntivo muy resistente, llamado de tendones (MUMFORD, 2009; KAVANAGH, 2010).

Según Mumford (2009, p. 13), los músculos necesitan sangre con gran cantidad de glucosa y de oxígeno para funcionar y producen, como sub productos, dióxido de carbono, ácido lactico y urea, que son llevados por el sistema venoso y linfático. Cuando existe alguna disminución del funcionamiento muscular, parte de esos catabólitos puede permanecer en los músculos, provocando rigidez e impidiendo que las hebras deslicen fácilmente unas sobre las otras.

Deja una respuesta